humanismo

Estamos viendo el funcionamiento del humanismo en sus exactas dimensiones, miramos sus podridas carnes y su endeble esqueleto. Lo bueno es que está desnudo en medio de la sabana; ya no le calza ningún disfraz.

Próximamente nuevas entradas
Explora otras categorías en este blog o vuelve más tarde.

viñetas