La otra atarraya

El Cayapo


La otra cultura debemos pensarla, porque se rompieron los hilos éticos que conectaban a la sociedad actual, todos están rotos, la red social se pudrió.

Es como que al agua llena de peces, tiremos una atarraya; pero cuando la levantemos se van, porque los hilos están podridos y no podemos resarcirlos. No es un nudo que se soltó, no es un pez que lo mordió, es que la materia con que se construye el hilo está jodida. No es flojera, no es desidia, no es que no se reparó, es la fibra que ya no tiene fuerza para sostenerse como antaño.

Descubrir que nada de lo existente sirve para ser lo distinto, que llegamos al punto de no retorno, puede conducirnos al suicidio, pero también es una oportunidad de crear, porque la mesa está servida. Quienes comprendan sabrán que el suicidio no es la opción, la gran mayoría se quedará pegada y será arrasada por el maremágnum de la prehistoria que todo arrasará, porque eso no es una decisión, es la realidad, es la consecuencia del delirio de superioridad del concepto humanista.

Que es doloroso y molesto que nos digan la verdad, si lo es, a nadie le gusta, pero para dar los saltos históricos necesarios, debemos asumirnos como tales, porque no somos otra cosa, lo otro es seguir creyendo lo contrario que nos llevará a todos al desfiladero de la historia.

Cuando escribimos esto, no buscamos salvarnos, porque somos los primeros en la fila al barranco, las estamos escribiendo como alerta al futuro, como claves a tomar en cuenta a la hora de pensar lo distinto.

Nosotros estamos viviendo el tiempo de la debacle, de la destrucción, del deterioro indetenible del humanismo y nos marcharemos con él, no sólo por ser finitos, como forma de vida, sino por ser sustancialmente esta cultura humanista. Ya no tenemos cura, aunque demagógicamente nos creen esperanzas y falsas expectativas, porque tampoco tenemos la capacidad de la honestidad, para decirnos la verdad, porque no es verdad que crear lo distinto evitará que esto siga ocurriendo, que arreglará las cosas; no, lo distinto es otra cosa, no tiene nada que ver con lo existente, aunque lo existente obligue a pensarlo.

La red social deteriorada se tiene que consumir porque eso está vivo, es gente que estamos ahí comiéndonos esa vaina, gusanos que estamos consumiendo el cadáver. Luego, aparecerá una mariposa. Pero, primero tiene que consumirse el cadáver. Será una mariposa, radicalmente distinta al cadáver y al gusano. Pero tiene que ocurrir que cadáver y gusano se hagan uno solo en su desaparición. Ahí viene la transformación que tiene que ser sustancial, porque si no puede producirse un bodrio: un gusano con una pata de muerto y unas alas de cartón que, perfectamente puede ocurrir.

DESCARGA LOS LIBROS CAYAPEROS